domingo, 6 de agosto de 2017

RESEÑA: En el vientre de la montaña

Título: En el vientre de la montaña

Autor: N. D. Wilson

Editorial: Laberinto

Género: Infantil, aventura, exploración

Páginas: 258

Precio: 14'40€








Sinopsis: 


Tom tiene once años. Su vida es la de un chico normal y corriente hasta que, una noche de verano, uno de los profesores de su escuela decide pedir matrimonio a la viuda Elizabeth Hammond. Tom, confuso y furioso ante la perspectiva de un padrastro que no le agrada demasiado, decide escaparse de casa navegando por un riachuelo montado sobre una tabla de poliespan. 


A bordo de su improvisada embarcación, Tom se queda dormido. Cuando despierta, descubre que el riachuelo lo ha llevado directamente al interior de la montaña, un laberíntico entramado de cavernas surcadas por cientos de corrientes subterráneas. Tom sorteará los peligros de la corriente y llegará a una bahía junto a un lago de aguas calmas. 

Lo que esconde el vientre de la montaña: un cadáver, un perro, una linterna, un náufrago, cangrejos de río, cuatro lápidas, un túmulo y un tesoro escondido, lo llevará a encontrar respuestas a preguntas que hasta entonces no había sabido contestar y que cambiarán su vida para siempre. 

Eso, claro, si encuentra el modo de salir del monte Leepike para volver a casa.


Mi opinión:
*Gracias a Boolino por el ejempar*

Cuando vi este libro entre las opciones a reseñar, me lancé a por él de cabeza. No sabía de que trataba, pero mi intuición me decía que iba a encontrar algo en él que me iba a sorprender.

Tom no parece tomarse demasiado bien la idea de que uno de sus profesores esté frecuentando tanto su casa últimamente. Y peor aun se toma que este le pida matrimonio a su madre. No entiende qué pinta el allí. Así que en uno de sus enfados, se marcha de casa. Y lo que parecía un paseo pacífico, lo termina empujando a una de las aventuras más inesperadas y, sobre todo, peligrosas de su vida.

Desde que Tom pone un pie sobre la tabla de poliespán, la trama se vuelve un no parar de giros argumentales. Seguimos la historia desde dos puntos de vista; el del niño, y el de su madre. Mientras que Tom queda atrapado en una cueva de que no será tan fácil salir, Elizabeth emprende la búsqueda de su hijo por su cuenta. Hasta que terminan por aparecer los cazatesoros, buscadores de restos históricos que no se detendrán ante nada ni nadie, y que serán los "malos" (sin los que, al fin y al cabo, no habría historia).

La verdad es que sí, encontré en esta historia algo que me sorprendió. No leí más de un párrafo de la sinopsis, ya que quería ir sin ninguna idea. Así que no me esperaba en absoluto que fuera a estar tan relacionado con los temas arqueológicos. 

La narración es suave, simple, contada como la estaría viendo un niño de más o menos la edad del protagonista. Se lee de un tirón y se hace corta. 

 * Los personajes me ha parecido que están bien estructurados y caracterizados:


"Y, aunque la corriente pudiera parecer lenta, todo el mundo sabe que no hay que fiarse de las apariencias."

>> Elizabeth (la madre de Tom) ha sido uno de mis personajes favoritos. Es una mujer fuerte e independiente, con un espíritu de luchadora, y lo demuestra a cada página que pasa. 

"Bajo tierra, la mejor semilla nunca se echa a perder."

>> Tom es un niño alegre, divertido e inteligente. Un protagonista digno de la historia, que le da un punto de vista más gracioso e infantil a un libro con tantas aventuras y peligros. 

"Sé que los estómagos humanos no están hechos para digerir la venganza. Es un sentimiento que se vuelve amargo y devora tu vida."

>> También cabe destacar a Reg. Este es el personaje con que el Tom coincide en la cueva. Es un hombre de mediana edad, que lleva varios años allí atrapado, y que ha terminado por rendirse a la idea de que no volvería a ver la luz del sol. Aunque al principio pueda dar la sensación de que está un poco loco, o pueda transmitir desconfianza, terminas descubriendo en él a un personaje increíble, que da mucho juego, tira de la trama en bastantes ocasiones, y tiene un papel muy importante en lo que se está cociendo.


Por lo general, la trama se desarrolla de una manera muy realista, y todo lo que ocurre está muy bien enlazado con lo anterior. El autor no da ni un paso en falso, y es que todo lo que cuenta es de vital importancia para llegar a un inesperado final.


En resumen, se desarrolla con un ritmo un tanto lento, lo que te hace vivirla desde dentro, con la misma angustia que sienten los personajes. Sientes su mismo agobio por "salir de la cueva", y a la vez, una gran intriga por descubrir cuál es el punto que lo relaciona todo.         

Puntuación: 3'5/5


1 comentario :

  1. Holaaa
    Me llaman las historias que nos hacen sentir, y no solo sentimientos buenos sino que si reflejan angustia, como es el caso, nos la haga sentir a nosotros, por esta razón me apunto el libro, a ver si es capaz de hacerme pasar las emociones del libro al cuerpo
    un abrazo y gracias por la reseña!

    ResponderEliminar