domingo, 2 de julio de 2017

RESEÑA: Victoria y el falso galán



Mi opinión:

Lo que empezó siendo una visita a una librería de segunda mano (Re-read) en la que solo cogería un ejemplar de Hamlet y me marcharía, terminó siendo un desfase de elecciones en el pasillo juvenil. Di por casualidad con los libros de esta autora, entre tantos que había, por los colores pasteles de sus portadas, que parecían estar diciéndome: "Cómprame, cómprame.". Y ya cuando leí las sinopsis, se tomaron la persuasión más en serio y empezaron a corear mi nombre.  

Todo comienza cuando Lady Victoria Arbuthnot, que ha pasado toda su vida en la India con sus tíos, se marcha a vivir a Londres con otros familiares. El viaje en barco dura nada más y nada menos que tres meses, tiempo en el que conoce a Hugo, conocido también como Lord Malfrey. Hugo le propone matrimonio y Victoria, consciente de que en gran parte se acerca a ella por la fortuna que posee heredada de sus padres, cree que en él también la quiere, aunque la necesite. Por otro lado está Jacob Carstairs, el capitán del barco, que se esfuerza por sacarla de quicio, y se entromete en sus planes de boda siempre que puede. 
Victoria está decidida a seguir adelante con los planes de boda, y está convencida de estar enamorada del conde, pero, ¿será así realmente?

A decir verdad, no conocía a esta autora. De los dos que me compré, este es el que menos me llamaba la atención, y que podría haber soltado sin remordimientos... Pero algo me decía que tenía que llevármelo. Y no, la intuición no me ha fallado, pues he empezado por este, y no lo he soltado hasta llegar a la última página. Me ha absorbido por completo. 


"Porque aunque Victoria había aprendido casi todo lo que sabía del amor gracias a su aya, de sus tíos había aprendido incluso algo más fundamental: la importancia del honor. Y una persona de honor aceptaba con elegancia la derrota y recibía sus heridas como un hombre."

* En apenas 224 páginas, conoces a sus personajes y te enamoras de ellos: 
Victoria, con su fortaleza (nada femenina para la época) y su afán de hacer que la vida de los demás sea mejor. 
Hugo, que se esfuerza por ser el príncipe azul de Victoria, siempre halagándola, besando el suelo por donde pisa, y en resumen, siendo su perrito faldero. 
La madre de Hugo, es que es tres cuartos de lo mismo que su hijo, aduladora en exceso por pura conveniencia. 
Rebecca, la prima de Victoria, enamorada del amor, encaprichada al principio del capitán Jacob... Y la primera en notar lo que Victoria y Jacob sienten de verdad.
Y la guinda del pastel, Jacob, el chico que no viste el cuello de las camisas como es debido. El chico arrogante y complicado, con voluntad propia, y que no tiene la necesidad de convertirse en el perrito faldero de una chica para que esta le haga caso. No ha necesitado más de cien páginas para entrar en cabeza en la lista de mis crushes literarios.  
  
La pluma de la escritora, a pesar de extenderse en algunas ocasiones respecto a los sentimientos de Victoria, me ha enamorado por completo. Por su manera de relatar consigue trasladarte al ambiente londinense del siglo XVIII,  e incluso situarte en la mentalidad de la época.Conocemos los dramas de la época, la verdadera superficialidad de un buen o mal aspecto, lo sencillo que era conseguir una mala reputación que te persiguiera de por vida, y, lo verdadero protagonista de la historia, el dinero. Sí, porque daban una excesiva importancia a las libras que poseyeran o ganaran al año las personas antes de comprometerse con ellas. Conocemos este mundo de la mano de Victoria, una protagonista divertida y fuera de lo común para su época.





"Se pasó la cena mirándote, y aquí lleva toda la noche sin quitarte ojo. Incluso cuando estaba bailando conmigo, te estaba mirando a ti."

Para qué os lo voy a negar, por mucho que me cueste tragarme un libro que va única y exclusivamente de una relación, tengo debilidad por las historias situadas en estas épocas, y los triángulos amorosos (Siempre que el autor sepa llevarlos, claro está). Y sí, que el capitán se apellidara Carstairs fue otra de las razones de que este libro me convenciera, porque me acordé de Jem al instante, y de esa familia que tanto me gusta de Cazadores de Sombras.

"¿No te dije que era más hermosa que la estrella vespertina?"

Sin embargo, tengo que destacar que de haber faltado una sinopsis, o haber tenido una portada con colores más apagados o discretos, nunca me habría interesado en el libro. Tanto su título como su portada podrían darle una imagen mucho más llamativa, y que reflejara más la esencia del libro. Habría sido una pena dejarlo escapar solo por su aspecto y su titulo, cuando lo más importante está en realidad entre sus páginas. Me alegro de que mi intuición me avisara de no abandonarlo allí.

En definitiva, es ideal para meterse de lleno en el Londres de 1800, y la historia entre los personajes es puro amor-odio, de ese que te obliga a terminar el libro para ver como terminan. Me ha gustado mucho más de lo que esperada, y lo recomiendo enteramente. 

Puntuación: 4'5/5 

2 comentarios :

  1. Holaaa
    me encanta la época en la que se narra la obra, creo que puede gustarme bastante por la ambientación y aunque no es un género que acostumbre a leer muy de seguido está bien salir de nuestra zona de confort por lo que me lo apunto
    me alegra que te haya gustado
    un besazo!

    ResponderEliminar
  2. Hola! Tiene muy buena pinta, podría llegar a gustarnos. Vemos que te ha encantado así que lo tendremos presente.
    Un beso

    ResponderEliminar